Cerrar Menú
Noticias

¿Qué hace que un cóctel sea excelente?

En la Conferencia db AI de esta semana, dos de los principales expertos en coctelería de Londres ofrecieron su visión de por qué hacer un cóctel de primera es mucho más que lo que hay en la copa.

En uno de los paneles, presidido por el redactor jefe del sector de bebidasPatrick Schmitt MW, Will Meredith, veterano de la coctelería y director de Daisy Age Drinks Ltd., y Lucy Thomas, jefa de camareros del aclamado bar Lyaness, en el Támesis, hubo un amplio debate sobre lo que realmente importa a la hora de preparar un cóctel.

Meredith empezó sugiriendo que la coctelería no consiste simplemente en mezclar cosas: "La mayoría de la gente que entiende de sabores sabe cómo poner A, B y juntos para hacer una bebida equilibrada... aunque 'equilibrio' es un concepto relativo".

De hecho, Meredith sugirió que el secreto estaba en hablar de cócteles "sin hablar de ingredientes", comunicando en su lugar el aspecto "emocional" de lo que podrían pedir; al fin y al cabo, como sugirieron ambos ponentes, mucha gente no sabe realmente lo que le gusta cuando se trata de bebidas.

"Las copas más deliciosas que he tomado son aquellas en las que me he sentido escuchado", sugirió Thomas, abogando por una experiencia de bar "holística" en lugar de "transaccional".

Tanto para Thomas como para Meredith, las bebidas "gratuitamente deliciosas" tienen un límite a la hora de crear una gran experiencia coctelera: hay otros factores que entran en juego para, utilizando una palabra empleada por ambos, "levantar el ánimo" de los visitantes del bar.

"Cuando vas a un bar elegante, es una experiencia intimidante", dice Meredith. "Nuestro trabajo es desmontarlo".

"La gente a menudo no sabe lo que le gusta", afirma Thomas. De hecho, en anteriores cócteles de Lyaness se han servido desde ostras hasta sangre de cerdo, lo que sugiere que realmente depende de cómo lo prepares.

De hecho, Meredith citó el adagio: "Servicio es dar a alguien lo que quiere, hospitalidad es dar a alguien algo que no sabía que quería".

Cuando se les preguntó por las señales que indicaban que un cliente, o "invitado" como les gusta llamarlos a Meredith y Thomas, no estaba disfrutando de su bebida, se reveló que beber despacio era un gran indicio.

Pero ambos panelistas coincidieron en que son los detalles personales los que animarán a los clientes a cambiar y, en palabras de Thomas, "convertir esa ronda rápida en tres".

Según Thomas y Meredith, una medida de esto y un toque de aquello no es el secreto de un gran cóctel, o al menos de pasarlo bien en una coctelería. En palabras de Thomas: "Puedes tener una buena experiencia allí con una Coca Cola".

Mejora artificial

Dado que el tema de la conferencia era la Inteligencia Artificial y el sector de las bebidas, se planteó la cuestión del papel de la IA en la mixología.

Thomas reveló que Lyaness estaba estudiando otras aplicaciones además de la elaboración de recetas de cócteles y la redacción de menús, "ya que eso nos quitaría trabajo". El enfoque del bar es muy "democrático", con aportaciones de "todo el equipo" para dar forma a la carta de bebidas.

Lo que ha hecho Lyaness es utilizar la tecnología en lugar de diseñadores gráficos, pidiendo a la IA que genere imágenes para sus materiales colaterales de marketing basándose en los ingredientes clave. Incluso se sugirió que la IA podría ser más creativa que un artista humano a la hora de crear estas imágenes.

Creadores de tendencias

Schmitt planteó la cuestión del papel que desempeñan las tendencias en la determinación de la cultura del cóctel, y Meredith sugirió que los "acontecimientos macroculturales" siguen siendo la principal fuerza motriz: pensemos en el fenómeno Barbenheimer del verano pasado, cuando las películas Oppenheimer y Barbie se estrenaron el mismo día, desencadenando una oleada de Martinis inspirados en la primera y de bebidas rosas inspiradas en la segunda.

Sin embargo, Meredith advierte que no hay que ir tras los trucos y los "frutos maduros", sino que un cóctel que aproveche estas tendencias debe "construir la historia a mayor escala", y ahí es donde entra en juego un discurso bien redactado para el invitado.

Lectura relacionada:

¿Podrían ser los sumilleres y la IA el binomio perfecto?

Qué beber en Seed Library

Parece que estás en Asia, ¿te gustaría ser redirigido a la edición de Drinks Business Asia edition?

Sí, llévame a la edición de Asia No